CLÍNICA AVÁN

Podología

La Podología es una parte de la medicina que se ocupa de la fisiología y las enfermedades de los pies tanto del paciente pediátrico como del adulto.

Abarca el diagnóstico y tratamiento de las afecciones y deformidades mediante las técnicas terapéuticas propias de su disciplina.

1. Podología infantil

La Podología Infantil trata las alteraciones o defectos de los pies de los niños. Al estar en una época de crecimiento, es importante revisar y corregir a tiempo los pies ya que se evitarán futuros problemas de salud.

Es realmente importante mantener un seguimiento de la evolución de la pisada de los niños, porque detectar una patología a tiempo puede marcar la diferencia entre aplicar un tratamiento para solucionar de raíz ese problema o no.

Si se realiza el diagnóstico y tratamiento adecuado de forma precoz, la mayor parte de problemas en los pies y la marcha pueden solucionarse mediante tratamientos sencillos como ejercicios adaptados, plantillas personalizadas y férulas, entre otros.

Aunque no se detecte ninguna anomalía en la marcha del niño es importante realizar un estudio biomecánico de la pisada. Los pies de los niños están en constante evolución y son muy elásticos; y quizá en un primer momento no refieren ningún dolor, pero es mejor asegurarnos de la adecuada marcha del niño y realizar revisiones periódicas.

Los problemas más habituales que encontramos en pacientes infantiles son los siguientes:

  • Pies planos
  • Pies valgos
  • Papilomas
  • Enfermedad de Sever (dolor en el talón)
  • Disminución de la estabilidad
  • Caminar “de puntillas”

2. Podología deportiva

El cuidado del pie debería estar presente a lo largo de toda nuestra vida. No podemos olvidar que nuestros pies van a soportar entre 2 y 4 veces nuestro peso a cada paso que damos.  En las personas deportistas aún es más importante, si cabe, el cuidado de la pisada, ya que se trata de un gesto que se va a realizar miles de veces.

Si nuestra pisada no es adecuada no solo repercute a nuestros pies, sino a todo nuestro cuerpo.  La articulación que más puede sufrir en relación a una forma de pisar defectuosa es la rodilla. De la misma manera, muchos de los músculos que se insertan en la pierna, tienen otra inserción en el pie.

Para el diagnóstico se puede optar por análisis de la pisada, análisis posturológico o estudio biomecánico de la marcha, para el tratamiento se complementará con unas plantillas personalizadas y fisioterapia potenciadora.

3. Podología de la vida diaria

Día a día nuestros pies sufren y con el paso de los años pueden aparecer signos clínicos que causan dolor o incluso incapacidad para realizar las actividades cotidianas. 

Estos signos clínicos pueden ser causados por multitud de patologías que se deberán diagnosticar debidamente para un correcto tratamiento.

4. Pie diabético

El pie diabético es una alteración clínica que se produce por mantener unos niveles de glucosa más elevados de lo habitual. Se caracteriza por:

– Una disminución de la sensibilidad en el pie (neuropatía).

– Una disminución de la circulación de la sangre (isquemia).

Ambos factores pueden predisponer la aparición de una ulceración en el pie.

En consulta se realiza una detección precoz de la disfunción del pie causada por esta enfermedad a través de métodos diagnósticos y se ralentizará en la medida de lo posible la isquemia o neuropatía dabética

5. Enfermedades dermatológicas

  • Hiperhidrosis. El exceso de sudoración en los pies es un trastorno frecuente, que se ve exagerado por el uso de calzado oclusivo, de goma de plástico, durante periodos prolongados
  • Verrugas plantares
  • Úlceras del pie
  • Lesiones del pie de causa física
  • Eczemas
  • Dermatitis plantar juvenil

6. Enfermedades de las uñas

En ocasiones debido a diferentes agentes la lámina ungueal puede verse alterada y derivar en alguna de estas alteraciones de fácil diagnóstico y tratamiento:

  • ONICOMICOSIS (Hongos)
  • ONICOCRIPTOSIS (Uña incarnada)
  • UÑAS ATRÓFICAS
  • ONICODISTROFIA
  • UÑA NEGRA

7. Cirugía

Es una intervención sencilla y rápida con anestésico local que va a consistir en la retirada de parte de la matriz de la uña que está clavada en la piel del dedo utilizando la técnica de fenol-alcohol. De esta manera se va a retirar el lateral de la uña, evitando que se vuelva a clavar.

CONSULTA EN DOMICILIO

Para personas que por dificultades físicas o de cualquier otro tipo no puedan movilizarse, la consulta de podología se podrá realiza en su domicilio con los recursos que sean necesarios.

Si necesitas ayuda o asesoramiento no dudes en contactar con nosotros